Gestión de las comunicaciones corporativas

En las empresas de determinado nivel y estructura, existe una figura denominada Director de Comunicaciones (DirCom en la jerga). Pues bien, este profesional, como casi todos, se enfrenta actualmente a un reto importante para adaptar su mecánica de trabajo ante las nuevas formas de proporcionar la información corporativa de su empresa.

Y es que el concepto de comunicación acaba de renacer hace poco más de medio siglo, con la sociología (de la comunicación) y las tecnologías (de comunicación). Con nuevos significados, nuevas dimensiones y nuevas -y muchas todavía desconocidas- prestaciones.
Comunicación, como dice Joan Costa, ya no sólo significa estar en contacto e intercambiar impresiones, ideas, experiencias entre personas, sino que debe entenderse como ejercicio positivo de relación, de interrelación, de cooperación. La comunicación debe ser regida por una filosofía y una política que oriente sus usos y sus fines. Que sea el tejido que vincule a la empresa al servicio de la sociedad (no sólo al mercado). Que la comprometa con la cultura (no sólo con el consumo). Que le inspire la conducta ética y el recto proceder (no sólo al negocio).

He aquí donde aparecen los blogs o bitácoras como herramientas de márketing. Si os fijáis la filosofía de la blogosfera cumple todos los requisitos mencionados anteriormente para la “nueva” comunicación. Ahora bien, como ya comentamos hace un mes en este blog, la empresa reacciona tarde como casi siempre ante los avances tecnológicos, bien por miedo al cambio, por no disponer de personal adecuado, por no incurrir en costes extraordinarios o bien por no meterse en historias que no controlan y pueden “írsele de las manos”, así que prefieren de momento mantener una actitud pasiva: saber lo que se dice de ellas en la blogosfera pero no ser ellas las que lo digan.

Hemos visto ejemplos (Yahoo,Axpe…) en los que empresas han decidido iniciar medidas legales contra bloggers por postear información que no les gustaba sobre ellas. Medidas que al final no han prosperado y han acabado consiguiendo un deterioro de su imagen que podían haber evitado con una simple entrada en su blog corporativo y acabando con la pesadilla de su DirCom y el departamento legal.

En breve las empresas pasarán a tomar parte activa en la blogosfera, utilizando los blogs como un foro cercano entre la marca y sus consumidores, no como un disfraz. Y es que los consumidores cada vez utilizan más los blogs para informarse, algo que la empresa no debe perder de vista.

Si quieren opinar sobre esta temática o seguir el hilo de la misma, el Sr. Martínez en ESTRATEgA hospeda el 5º festival de blogs, centrado en el tema “La empresa ante los blogs”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s