El tipo de fuente, ese "desconocido"

Tanto en las comunicaciones internas de la empresa como sobre todo en las externas, suele ser aconsejable adoptar un tipo de fuente como “corporativa”.

Y es que es un poco coñazo que alguien te pase un documento y después andar cambiando el tipo (y tamaño) de fuente, volver a maquetar el documento, etc. De cara al exterior, la imagen mejora si todos los documentos físicos y electrónicos están escritos con el mismo tipo de fuente, no como pasa a veces, que la propuesta va con una, el informe con otra, los emails con tal otra… dando sin querer imagen de desunión.

Además hay multitud de ellas, basta con seleccionar la que más se ajuste a la empresa y configurarla como predeterminada en los equipos. Hay todo un mundo más allá de la Times New Rowan, pudiendo convertirse en un pequeño elemento diferenciador para determinadas empresas, sobre todo en dossiers, presentaciones, etc.

Digo esto porque Vitaly Friedman, profesional web teutón (y además blogger) se ha tomado la molestia de recopilar tipos de fuentes y elaborar un “Top 20”. Las hay para todos los gustos, y además libres y listas para descargar. Que aproveche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s