La innovación como elemento diferencial

Ya he publicado en este algunos consejos a la hora de “atacar” a los clientes, y ahora ando dándole vueltas a recientes entradas de varios bloggers que plantean una seria reflexión sobre el diseño de productos y servicios.

Y es que si hay algo que comparten las empresas de servicios es la eterna queja sobre el cliente, cuando debe ser la visión y opinión de éste la que nos dirija en uno u otro sentido la oferta de productos y servicios de la empresa. Como bien dice ESTRATEgA:

Los seres humanos cuando hacen de clientes no dejan de serlo, por lo que no debería sorprendernos que prefieran:

– el placer ante el dolor
– lo conocido ante lo desconocido
– lo barato ante lo caro
– lo dulce ante lo amargo
– lo bueno ante lo malo
– lo seguro ante lo que introduce incertidumbres
– lo que no hace esperar inútilmente
– lo simple ante lo complicado
– lo que no necesitan volver a recordar
– lo que no es irreversible
– lo que desean / tienen / hacen los demás (o más)
– lo que les acerca a los que quieren parecerse
– lo positivo ante lo negativo

Gonzalo pone la clave en que muchas empresas para adaptarse a estas preferencias deciden “salir del paso” ofertando productos mediocres e intentando diferenciarse en precio.
Y la verdad a muchas no les va mal. Eso sí, a corto plazo, porque si pretendes mantenerte a buen nivel durante cierto tiempo, no te queda otra que innovar (cosas baratas las hay a millones, y aún dentro de ellas se puede elegir), es decir, conseguir ofertar un producto/servicio diferencial, que al fin y al cabo es lo que nosotros mismos buscamos a la hora de comprar algo. ¿O no?

Luego viene la manera de atenuar esa “aversión al riesgo” que indican las preferencias 2 y 6. Pero eso ya es otra cuestión, más de cultura de innovación que cuestión de diseño de productos y servicios, y ahí poco hay que hacer: conseguir pocos y buenos clientes abiertos de mente que “avalen” tu producto/servicio e ir aumentando poco a poco la cartera comercial. Ya no estamos en la burbuja “.com”, donde valía todo. Ahora hay que planificar, innovar y trabajar, y todo bien. Si tu estrategia no es la de “coge el dinero y corre”, claro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s